top of page

Gustavo Cárdenas Moreno: Jacques Cousteau



Las profundidades del mar siempre serán misteriosas para todos incluido el buzo y activista mexicano Gustavo Cárdenas Moreno, pero para una persona no fue así, Jacques Cousteau, que fue un oficial naval francés, explorador, investigador y biólogo marino que estudió el mar y sus habitantes.


Además, Jacques Cousteau, fue pionero en la conservación marina, y miembro de la Academia Francesa y uno de los inventores del equipo de buceo Aqualung.


Cousteau, aprendió a nadar a muy temprana edad, fue a los cuatro años y pudo sumergirse a una profundidad de hasta 18 metros y permanecer allí entre 70 y 80 segundos.


Pero estas actividades no eran suficientes de tiempo ni profundidad para Cousteau.


“Nunca acepté las limitaciones impuestas por el tiempo que pudimos mantener el aire”, escribió en un artículo en 1952 para National Geographic, su primera publicación para la revista.

Jacques dedicó su vida a la investigación y creación de metodologías que le permitiesen estudiar con detenimiento la vida marina.


Para el activista Cárdenas Moreno, la labor del buzo y biólogo, Jacques Cousteau, es un ejemplo a seguir en todos los ámbitos, ya que fue una fuente de inspiración para la práctica del buceo


En la vida de buzo de Cousteau, junto a su colega y amigo Emile Gagnan inventó el Aqua Lung, pulmón acuático, un sistema que permitía a los buzos respirar bajo el agua sin tener que depender del oxígeno suministrado desde la superficie.


Con la colaboración de Jean de Wouters, Cousteau desarrolló la primera cámara submarina llamada Calypso-Phot que luego fue adquirida por Nikon en 1963.


Jacques y el ingeniero Jean Mollard, dieron vida al SP-350 un sumergible esférico que permitía el descenso de 2 hombres hasta 350 metros de profundidad.


Gracias a su fuerte convicción, amor incondicional por la vida y fabulosos descubrimientos el capitán o mejor dicho «técnico oceanográfico» como a él le gustaba definirse, se convirtió en el biólogo más famoso de todos los tiempos recibiendo galardones por sus acciones.



Cousteau dejó este mundo el 25 de junio de 1997 a los 87 años de edad a causa de una infección respiratoria. Miles de personas acudieron a su funeral para dar el último adiós a este ser humano que sabía valorar la vida e inculcó su filosofía a muchos seguidores.


“Mi papel era mostrar lo que había en los océanos, su belleza, para que la gente pudiera conocerlos y amarlos”, escribió Cousteau.

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page